Hundimiento del Lancastria: Mayor tragedia de la Royal Navy

El RMS Lancastria (centro) en Madeira, sobre 1930.

La segunda guerra mundial tuvo un impacto tal que muchos gobiernos tuvieron que requisar barcos y vehículos civiles para uso militar. La lucha a vida a muerte que muchas naciones llevaron a cabo fue pretexto suficiente para dichas requisas. Gran Bretaña no fue menos, y requisó una gran cantidad de barcos civiles, entre ellos el Lancastria, un transatlántico de la compañía naviera Cunard Line.

De RMS a HMT Lancastria

El Lancastria tenía un desplazamiento bruto de más de 16.000 toneladas y capacidad para albergar a 2.200 pasajeros. Botado en 1920, el comienzo de la guerra le sorprendió en las Bahamas. Meses después le fue ordenado dirigirse a Nueva York para ser reacondicionado como transporte de tropas. Además de ser armado y repintado, le cambiaron el nombre, pasando de RMS Lancastria a HMT Lancastria.

Tras la transformación, fue utilizado como transporte de tropas durante la Operación Alphabet (evacuación de tropas aliadas de Noruega). Poco después, también transportó tropas británicas a Islandia, siguiendo a la Invasión británica de Islandia.

Operación Ariel

Así llegamos a junio de 1940. La derrota aliada en Francia es evidente y es por ello que los Aliados deciden evacuar a las tropas y civiles aliados que quedan en el continente. Esta evacuación es conocida como Operación Ariel, tuvo lugar entre el 15 y el 25 de junio y sirvió para evacuar a algo menos de 200.000 tropas y civiles aliados.

Las zonas con concentraciones de aliados en Francia eran varias, entre las que se encontraba la zona de Saint Nazaire y Nantes, en Normandía. La Royal Navy, de cara a salvar a las decenas de miles de aliados que se agolpaban en dicha zona, envió tres destructores junto con dos barcos polacos, varios transportes de tropas (entre los que se encontraba el HMT Lancastria) y varios barcos de carga.

El día 16 comenzó la evacuación, cuando unos 16.000 soldados pusieron rumbo a Reino Unido en dos de los transportes de tropas y en los dos barcos polacos. Aunque la Luftwaffe trató de atacar a los que seguían frente a las costas francesas pero falló, al alcanzar tan solo a uno de los transportes. De hecho, la acción de la fuerza aérea británica limitó los bombardeos alemanes hasta tal punto que estos últimos tuvieron que centrarse en el minado más que en los ataques directos.

Hundimiento del Lancastria

Hundimiento del Lancastria

Hundimiento del Lancastria

Hacia el mediodía del día siguiente, el Lancastria se encontraba cerca de Saint Nazaire con un número indeterminado de civiles (entre 4.000 y 9.000) a bordo. Aunque su capacidad era de 2.200 pasajeros (incluyendo los 375 que formaban la tripulación) la Royal Navy le había dado orden de embarcar a todos los pasajeros posibles.

Embarcados los pasajeros, se encontraba en condiciones de zarpar y, de hecho, el capitán del destructor HMS Havelock así se lo aconsejó. A las 13:50, el barco vecino Oronsay había resultado alcanzado por una bomba alemana. Aun así, el capitán prefirió esperar, pues si zarpaba, lo haría sin escolta de destructores, lo que incrementaba las probabilidades de ser atacado por submarinos.

Hundimiento del Lancastria

Hundimiento del Lancastria

Dos horas después, el Lancastria sería alcanzado tres veces por un Junkers Ju 88 alemán. Incapaz de mantenerse a flote, el abarrotado transatlántico se hundió en 20 minutos. Tan solo huno 2.477 supervivientes, siendo imposible determinar el número de fallecidos (las fuentes hablan de entre 1.700 y más de 6.000).

La tragedia fue de tal magnitud que el gobierno británico decidió censurar cualquier noticia al respecto, aunque terminaría por hacerse público cinco semanas después. El The New York Times en Estados Unidos y el The Scotsman en Reino Unido se hicieron eco de la noticia el 26 de julio por primera vez.

El hundimiento del Lancastria se considera la mayor pérdida de vidas en un solo buque de la historia marítima británica. Sin duda una tragedia humana con mayúsculas.

Referencias

Tucker, Spencer C. (2016). World War II: The Definitive Encyclopedia and Document Collection [5 volumes]. ABC-CLIO, p. 189.

“RMS Lancastria” (en inglés). Wikipedia. 29 de mayo de 2020. <https://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lancastria>.

“Operation Aerial” (en inglés). Wikipedia. 29 de mayo de 2020. <https://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Aerial>.

“Flashback in history: RMS Lancastria: Worst Loss of Life on a British Ship, June 17th, 1940 (Video)” (en inglés). Maritime Cyprus. 29 de mayo de 2020. <https://maritimecyprus.com/2015/06/17/flashback-in-history-rms-lancastria-worst-loss-of-life-on-a-british-ship-june-17th-1940-video/>.

“Lancastria Archive” (en inglés). Lancastria. 29 de mayo de 2020. <http://www.lancastria.org.uk/>.

Última fotografía del crucero de batalla HMS Hood

El HMS Hood en el puerto de Sidney en 1924

El HMS Hood en el puerto de Sidney en 1924

El HMS Hood fue el último crucero de batalla (1) construido para la Royal Navy británica. Con sus más de 262 metros de eslora y sus más de 40.000 toneladas de desplazamiento, el Hood fue el barco militar más grande del mundo por más de 20 años.

Ordenado en 1916, fue botado dos años y cuatro meses después, siendo finalmente asignado el 15 de mayo de 1920. Aunque tenía gran tamaño e iba fuertemente armado, el crucero de batalla era capaz de alcanzar los 31 nudos.

La última batalla del Hood

En mayo de 1941, el HMS Hood y el acorazado HMS Prince of Wales, mucho más moderno, recibieron órdenes de perseguir al acorazado alemán Bismarck (uno de los dos acorazados producidos por la Alemania nazi) y al crucero pesado Prinz Eugen. Así, ambos bandos se encontraron en el estrecho de Dinamarca, y ahí comenzó, el 24 de mayo de 1941 de madrugada, la Batalla del Estrecho de Dinamarca.

Última fotografía tomada del HMS Hood antes de su hundimiento, tomada desde el Prince of Wales Copyright: © IWM. Fuente original: http://www.iwm.org.uk/collections/item/object/205086674

Tan solo unos minutos después del comienzo de la batalla, el HMS Hood recibió varios impactos, primero, probablemente, por el Prinz Eugen y, después, por uno o más impactos procedentes del Bismarck. Este último abrió fuego desde 16.650 metros. Tras este último (o últimos) impactos, ser inició un fuego en el navío, que terminó con una devastadora explosión de la munición, resultando en la muerte de 1.418 personas, salvándose tan solo 3 de sus tripulantes.

La segunda fotografía que se muestra en esta entrada, es la última que se tomó al HMS Hood antes de ser hundido. La imagen fue tomada desde su colega Prince of Wales, poco antes de la brutal explosión que llevó a su rápido hundimiento.

El Bismarck terminó la batalla sin ser hundido, pero la Royal Navy británica movilizó cada una de sus naves en el Atlántico y persiguió al Bismarck. Así, en la mañana del 27 de mayo de 1941, el acorazado Bismarck resultó hundido al oeste de Brest, Francia. Esta batalla y el hundimiento del buque alemán llevó a la muerte de más de 2.000 alemanes.

Fuentes y notas

(1) Los cruceros de batalla tenían un tamaño y una capacidad ofensiva similar a la de los acorazados pero generalmente eran más rápidos, gracias a un blindaje menor.

“German battleship, the Bismarck, sinks Britain’s HMS Hood”. History. 19 de mayo de 2020. <https://www.history.com/this-day-in-history/the-bismarck-sinks-the-hood>.

“Remembering HMS Hood, the mighty warship launched in Clydebank”. BBC. 19 de mayo de 2020. <https://www.bbc.com/news/uk-scotland-glasgow-west-45270946>.

“H.M.S. Hood Association-Battle Cruiser Hood”. HMS Hood. 19 de mayo de 2020. <http://www.hmshood.com/>.

“HMS Hood” (en inglés). Wikipedia. 19 de mayo de 2020. <https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Hood>.

“Battle of the Denmark Strait” (en inglés). Wikipedia. 19 de mayo de 2020. <https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_the_Denmark_Strait>.

“Last battle of the battleship Bismarck”. Wikipedia. 19 de mayo de 2020. <https://en.wikipedia.org/wiki/Last_battle_of_the_battleship_Bismarck>.

“HMS Hoodd sunk”. WW2 Today. 19 de mayo de 2020. <https://ww2today.com/24th-may-1941-hms-hood-sunk>.